Tras un rostro bello se esconde la perfección de una fórmula matemática

La fórmula de la belleza está en el concepto “PHI” relacionado con los cánones de armonía, equilibrio, proporción y simetría que reina en toda la naturaleza.

  • “Alcanzamos la Proporción a través de la Harmonía y la Inyección de productos”-así lo afirmael Dr. Arthur Swift, autor del concepto de técnica de Beauty- PHI-cation
  • Este gran experto mundial en tratamientos no invasivos de Medicina Estética presentó una nueva D a la clásica teoría de las 3Ds del envejecimiento facial

La Dra. Cristina Villanueva asistió el pasado Octubre a este interesante curso celebrado en Madrid.

El auditorio del Colegio de médicos de Madrid que hace más de un siglo acogía las clases magistrales de la facultad de Medicina de Madrid, sirvió hace unos días como marco para un taller formativo dirigido a dos centenares de médicos de medicina estética quienes acudieron a presenciar cómo trabaja en directo el reconocido doctor canadiense Arthur Swift, quien acudió a Madrid a mostrar las últimas novedades en tratamientos de rejuvenecimiento facial. Formado en medicina y cirugía plástica en la Universidad McGill de Montreal, continuó sus estudios en Inglaterra y Miami (Estados Unidos). Lleva ejerciendo la medicina estética desde 1984 en su consulta privada independiente en  Montreal donde trabaja con tecnología de última generación. El Dr.Swift dedica cientos de horas a impartir formación dado su gran conocimiento, su habilidad quirúrgica y el reconocimiento Internacional que ha logrado gracias a la dedicación al cuidado del paciente.

El Dr. Swift hace unos seis viajes al año a Europa para formar a médicos en las diversas formas y trucos de pinchar en zonas difíciles del rostro y cuello como en el platisma o los surcos orbitales que forman las ojeras que cuando se dominan ofrecen resultados espectaculares. Es conferenciante habitual y un experto ampliamente consultado por los medios de su país (TV, prensa y radio).  Como reconocido pionero en tratamientos revolucionarios de estética no quirúrgicos se le reconoce entre otras cosas por haber registrado el concepto de beauty-PHI-cation basado en el concepto de la proporción aurea o número PHI y que juega a parecerse al término anglosajónbeautification (podría traducirse como embellecimiento)  pero apenas es conocido aún en nuestro país.

PHI simboliza las proporciones de la belleza, es la llamada proporción divina. Se encuentra en toda la naturaleza, desde los seres humanos hasta  en las plantas y los animales. El sentido de la belleza ha sido un concepto estudiado desde hace siglos por los artistas, mayoritariamente en el Renacimiento, una época que nos ha dejado muchos estudios sobre Teoría de la Estética y Filosofía del arte. Parece probado que el ojo o el cerebro humano encuentra bella esta proporción de 1:1,618 ya usado durante siglos por artistas y arquitectos. Si analizamos fotos del rostro de conocidas actrices como Angelina Jolie o Katerina Kaif veremos cómo las medidas de sus labios están en absoluta proporción con sus rostros.

El Dr. Swift usa PHI para calibrar un rostro nuevo en menos de una hora. En ese tiempo le realiza varias mediciones a la paciente como el ancho de la ceja, el ancho del labio, su proyección sobre el iris del ojo, etc.  Con ello puede aconsejar después qué tratamientos le van a permitir sacar el potencial a su belleza natural, restaurándole la simetría, la armonía y el equilibrio a su rostro. “La satisfacción de la paciente es el resultado de nuestra técnica, de nuestra pericia pero también de trabajar las proporciones del rostro. Yo enseño que existen las 4D del envejecimiento facial”, son aspectos de la piel que actúan como señales de alarma y que indican la recomendación de iniciar los tratamientos faciales; Deterioration, Deflation, Descent y Disproportion (Deterioro, caída, descenso y desproporción).

Además de varios trucos a la hora de pinchar o de usar la cánula, el Dr.Swift mostró algunas novedades a sus colegas españoles como por ejemplo mostrarles los resultados de Juvederm Voluma®, ácido hialurónico a los que Allergan le ha añadido en su formulación un anestésico local como es la lidocaína. En palabras del experto, “Es un fantástico producto con el que se recupera los volúmenes y formas del rostro. Ahora mismo son los productos estrella de los tratamientos no quirúrgicos”.

Los consumidores de tratamientos antienvejecimiento como las inyecciones de ácido hialurónico desean tener una hidratación profunda, muy superior a la hidratación cutánea que se obtiene con cremas de uso tópico, por eso la demanda de estos tratamientos está creciendo y si encima ahora son indoloros, es perfecto para las usuarias. “Durante años las pacientes puntuaban con un nivel del 95% su satisfacción con aquellos tratamientos donde usábamos toxina botulínica –continúa explicando el Dr. Swift- pero su satisfacción era menor con los rellenos de ácido hialurónico que aplicamos en rostro y escote, porque el resultado era menos espectacular. Hoy podemos decir que ambos niveles se han igualado. A mí, -como profesional- estos nuevos productos me han cambiado la vida”

Para valorar la importancia de las enseñanzas del Dr. Swift, nadie mejor que los propios expertos asistentes. Entre ellos, las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto de la Clínica Mira+Cueto de Madrid que se identifican mucho con el concepto de embellecimiento que no es sólo rejuvenecimiento. Para ellas, crear belleza es más difícil que simplemente rejuvenecer y los resultados son más naturales. “Tratar un rostro no consiste en dejar una cara de 20 años a una señora de 55, lo esencial de nuestro trabajo es potenciar los recursos estéticos de cada paciente y armonizar los inestéticos”.

La Dra. Cristina Villanueva, titular de la  clínica del mismo nombre en Barcelona opina que “el Dr. Swift cuantifica el diagnostico de un rostro de una manera similar a la que el cerebro de un artista hace de forma instintiva y natural. Conocer de forma tan precisa las proporciones nos ayuda mucho a hacer un buen diagnostico y por lo tanto saber que es lo que precisa el paciente no solo para rejuvenecer sino para embellecer su rostro. Encontrar la armonía en la proporción. Poder conocer de manera matemática las cosas que vemos e intuimos, mediante su forma de medir, nos ayuda a no equivocarnos. Me parece un enfoque muy novedoso y a la vez muy renacentista y a mí me ha ayudado mucho, pues desde que le conozco estoy consiguiendo mejores resultados en mis pacientes”.

El Dr. Javier Anido, director del centro A Clinic opina que “Ha sido muy  estimulante para los profesionales de la medicina estética, dermatólogos y cirujanos plásticos de este país, el poder contar con la presencia de una personalidad tan relevante en nuestro ámbito para poder contrastar técnicas y tratamientos de vanguardia dentro de la medicina estética y poder darnos cuenta de cómo los profesionales españoles están también a la vanguardia de estas novedades. Los profesionales de Norteamérica se van acercando a los cánones europeos de armonía, equilibrio, proporción y simetría, que siempre hemos defendido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *