TOXIN SUMMIT 2021

TOXIN SUMMIT

Este pasado fin de semana he tenido el honor de participar como ponente en el TOXIN SUMMIT 2021, un encuentro de expertos en toxina botulínica tipo A que ha podido ser celebrado tras nueve meses de preparación con todo nuestro grupo de trabajo. Esta ha sido mi primera ponencia presencial desde que empezó la pandemia. En el encuentro, además, he podido compartir experiencias con 150 colegas que han acudido al evento y aún más en streaming. Estaba ilusionada a la vez que nerviosa.

Mi ponencia en TOXIN SUMMIT 2021

Versó sobre la influencia de la musculatura de la cara en la expresión de las emociones y cómo también nuestros gestos influyen en nuestras emociones y en las de los demás. Por ejemplo, si nuestro entrecejo siempre está fruncido, le damos a nuestro cerebro la información de que estamos tristes o malhumorados, así como a las personas de nuestro alrededor, que seguramente responden diferente a una expresión relajada y amable. La toxina botulínica bien utilizada puede ayudarnos a modular nuestras expresiones negativas.

Compartimos jornada con excelentes profesionales españoles y extranjeros, como la Dra. Patricia Ogilvie, que es un referente a nivel mundial.

Fue una jornada emocionante por poder reencontrarnos con muchos compañeros y por compartir conocimientos tanto dentro como fuera de la sala; de hecho, os diré que aprendemos mucho de la experiencia de los demás en las conversaciones de pasillo.

La Dra. Sara Carrasco nos explicó los últimos e interesantes estudios publicados sobre Vistabel, la toxina con más estudios científicos del mercado y más experiencia clínica, y la ciencia que hay detrás de los tratamientos con Vistabel.

La Dra. Ogilvie, por otro lado, nos trasladó los resultados de interesantes estudios multicéntricos de eficacia y satisfacción del paciente con tratamientos solo de toxina o combinados con ácido hialurónico.

En mi ponencia, intenté compartir la importancia del buen diagnóstico y del conocimiento de la anatomía y los diferentes patrones musculares para conseguir resultados naturales y que nos permitan una expresión real de nuestras emociones, a la vez que retrasan nuestro envejecimiento y tienen un impacto positivo en nuestra calidad de vida. No se trata ni mucho menos solo de quitar arrugas, sino de mejorar expresiones de cansancio, flacidez o enfado, tan frecuentes en estos días, conservando un movimiento natural.

En la mesa redonda pudimos resolver dudas y poner en común diferentes opiniones de grandes compañeros y amigos: la Dra. Patricia Ogilvie, Dra. Elia Roó, Dr. Carlos Jarne, Dra. Sara Carrasco, Dra. Paula Andrea Benítez, Dr. Luis Uva, Dr. Fernando García Monforte, Dra. Rosa del Río y Dr. Jesús Sierra.

Agradecimientos:

Quiero dar las gracias, también, a Allergan por hacer posible estos encuentros, así como a su equipo —Carolina Martín Rodríguez y Carolina Ladera— por coordinar estos meses de trabajo, que continuaremos en septiembre para poder realizar otra reunión sobre la toxina botulínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *