Nuevos tratamientos con ácido hialurónico para lifting, bolsas y ojeras

Nuevos tratamientos con ácido hialurónico para lifting, bolsas y ojeras

Hoy día, el bótox y el ácido hialurónico son los principales tratamientos que han permitido que los pacientes puedan apostar por tratamientos de belleza y de prevención de problemas estéticos, y los excelentes  resultados que ofrecen los procedimientos con ácido hialurónico, en especial, el lifting y la prevención de bolsas y ojeras, apuestan por un nuevo concepto donde se trabaja especialmente en las zonas de sujeción y firmeza de la piel, concretamente, en los ligamentos y los septos. Este 2014 la toxina botulínica cumple diez años desde su aprobación para uso estético en España, demostrando que la dermoestética está más joven y radiante que nunca.

La búsqueda de la mayor naturalidad posible en estos tratamientos médico-estéticos con ácido hialurónico se encuentra favorecida por el uso de un instrumental de mayor precisión, como agujas más finas y cánulas romas que permiten procesos sencillos y en absoluto molestos para el paciente, el cual dispone de liftings y tratamientos estéticos de mayor calidad que, previo estudio de las necesidades y la anatomía del rostro, apuestan por soluciones sencillas y consiguen incluso mejorar la condición de la piel.

Además, el ácido hialurónico trabaja en la actualidad a través de una doble función restitutiva y regeneradora; permitiendo que el tratamiento se aplique en paralelo y consiga excelentes resultados de notable duración. Así, el ácido hialurónico consigue recuperar volumen y, a la vez, prevenir futuros signos del envejecimiento, por lo que muchos jóvenes que empiezan a notar cambios en su rostro ya han empezado a prevenir la aparición de estos signos fruto de la edad a través de sencillos tratamientos, sobre todo, en líneas de expresión, bolsas, ojeras y otras zonas de mayor afectación en el rostro.

Asimismo, este año no solo nos ha traído mayor precisión en las técnicas actuales con toxina botulínica y ácido hialurónico, sino también nuevos tratamientos estéticos, e incluso ha potenciado el uso de otras técnicas como, por ejemplo, la de los hilos tensores que permiten una mayor tensión en nuestra piel gracias a grandes resultados con el ácido poliláctico y los hilos de polidioxano (también conocidos como PDO o hilos japoneses) y, sobre todo, debido a la buena acogida que estos han recibido por parte del sector y los pacientes que han apostado por esta solución.

Ante todo, el sector solicita que se confíe en verdaderos especialistas en medicina dermoestética, quienes contribuyen con su pericia, habilidad y experiencia en la evaluación de los principales problemas que cada tratamiento pueda requerir, en especial, aquellos que busquen un resultado natural con ácido hialurónico o bótox (lifting), o los que necesiten trabajar en zonas especialmente frágiles como el contorno de los ojos (bolsas, por ejemplo). En definitiva, los buenos resultados deben ser siempre sinónimo de seguridad, profesionalidad y atención personalizada.

Haz clic en esta imagen para leer el artículo: Belleza Médica Julio –  Agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *