Lifting sin cirugía

Barcelona-Divina-17

Lifting sin cirugía. Ahora es el momento de empezar a sentirnos más jóvenes

Para conseguir que cada persona se sienta más guapa y más joven siendo ella misma, la clave es realizar un buen diagnóstico. En Medicina Estética diagnosticar quiere decir saber analizar con minuciosidad, darse cuenta de qué problema hay que solucionar en cada rostro manteniendo la armonía, el buen gusto y la creatividad. Hay que saber conjugar el equilibrio en la globalidad de la cara con cada pequeño detalle para mejorar y embellecer una expresión sin excesos. Ese es el reto, apasionante, y la antesala del éxito.

Sentirnos más guapas y jóvenes con naturalidad

En los últimos tiempos hemos visto cómo algunas actrices han cambiado. Aparecen en las fotos con el antes y el después, pero tienen un aspecto tan distinto que no las reconocemos. Eran guapas antes y son guapas ahora, pero no se parecen a ellas mismas. Son otras personas , o al menos lo parecen.

Han utilizado la Medicina Estética sin tener en cuenta que, cuando mejor nos sentimos es cuando los conocimientos anatómicos y el arte se unen para respetar nuestros rasgos, suavizándolos allí donde hace falta, remarcándolos cuando es preciso, y siempre actuando con precisión y sentido artístico para encontrar la belleza y aparecer más jóvenes.

Se precisa para ello de buenas manos, es decir, de amplios conocimientos de anatomía y mucha experiencia, como los que tiene la doctora Cristina Villanueva, que añade a su savoir faire un gran respeto por la naturalidad en cada persona.

 

Si sabemos mantener el uso periódico de los tratamientos que nos resulten más adecuados, estaremos retrasando el proceso de envejecimiento poco a poco, pero con mucha efectividad.

Cada persona tiene sus expectativas

A veces los pacientes acuden a la consulta deseando únicamente s e n tirs e m ejo r , más a gusto con su aspecto y expresión. El estrés, el cansancio, la edad, ciertos hábitos alimenticios, etc. pueden haber influido en nuestra expresión y, en ese momento, la doctora Villanueva tiene que saber a divin a r escuchando con atención y haciendo preguntas aportando empatía y analizando las expectativas de cada persona.

A veces aparecen de una manera difusa y, en ocasiones, la publicidad engañosa vende milagros baratos que son contraproducentes. También en estos momentos es importante la indicación que nos pueda hacer un buen profesional, que sentará las bases del diagnóstico y de la decisión más acertada acerca de los tratamientos apropiados.

Con honestidad y habilidad hay que ofrecer aquellos que sean más indicados en relación a su momento vital y, a la vez, se trata de dejar de lado aquellas fórmulas invasivas y desequilibradas que romperían con cualquier deseo de naturalidad.

Combinar tratamientos

Afortunadamente tenemos a nuestro alcance combinaciones de tratamientos que retrasan el envejecimiento facial suavemente, y sin esos temidos cambios drásticos. Una combinación efectiva de bótox con restauradores de volumen a base de ácido hialurónico nos aporta muy buenos resultados. También podemos realizar, al mismo tiempo, infiltraciones de vitaminas y otras sustancias específicas que estimulan la regeneración del colágeno, de manera que la piel aparece con un tono y una luminosidad mucho más saludables.

En detalle vamos a explicar cómo actúa cada una de estas técnicas: el bótox es un relajante muscular que mejora dos de las principales causas de la aparición de arrugas, la gesticulación y la gravedad. Relaja el músculo responsable de los gestos de la cara, de manera que los suaviza.

Por consiguiente, las expresiones negativas se atenuan o desaparecen. A la vez, palía los efectos de la gravedad, con lo que se restablece el equilibrio dinámico de nuestra cara otorgándole un aspecto terso, relajado y muy natural. El bótox es un “tratamiento estrella” porque además potencia el resultado de otros tratamientos.

 

La dra. Villanueva tiene a su alcance combinaciones de tratamientos que retrasan el envejecimiento facial suavemente y sin esos temidos cambios drásticos

 

Por lo que respecta al ácido hialurónico, en primer lugar hay que decir que se trata de una sustancia que, habitualmente, se encuentra en nuestra piel, ya que la genera nuestro propio organismo. Lo que ocurre es que con la edad la fabrica en menor cantidad. A medida que envejecemos disminuye.

En la consulta de la doctora Villanueva se aplica ácido hialurónico de origen no animal, sintetizado en el laboratorio, altamente purificado que, actualmente, incluye una pequeña dosis de anestesia para que resulte indoloro.

Es el producto más seguro del mercado para restaurar volúmenes y para llevar a cabo tratamientos biorevitalizantes. Sus resultados se mantienen durante un año y no es preciso realizar ninguna prueba de alergia antes de aplicarlo.

Desde la primera sesión

Es altamente satisfactorio que desde la primera visita se noten los resultados en función del estado de nuestra piel y de nuestra edad porque, ciertamente, siempre mejoramos. Mejoramos y prevenimos. Si sabemos mantener el uso periódico de los tratamientos que nos resulten más adecuados, estaremos retrasando el proceso de envejecimiento poco a poco, pero con mucha efectividad.

Pero ¿quién puede beneficiarse de los resultados favorables de los tratamientos de Medicina Estética? Todas las personas, con la salvedad de aquéllas que estén atravesando una enfermedad que los contraindique. Solamente hay que ponerse en buenas manos, en las mejores, las de la Dra. Villanueva, que aúna prestigio y experiencia, conocimiento y arte.

Ahora es un buen momento para empezar a estar mejor, con naturalidad, belleza y armonía.

 

Artículo publicado en Barcelona Divina nº 17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *