Rejuvenecer la mirada sin pasar por el quirófano

rejuvenecer la mirada

La zona de los ojos centra nuestra mirada y es la zona que más valoramos inconscientemente para calcular la edad de una persona. Si incidimos positivamente en estos rasgos, el efecto rejuvenecedor es evidente. Si la mirada rejuvenece, toda la cara rejuvenece. Y se puede rejuvenecer la mirada sin pasar por el quirófano.

La piel de nuestros parpados es muy fina, la más fina del cuerpo, y soporta una gran cantidad de movimientos: parpadeos, sonrisas y otras expresiones de los ojos.

Cuando la zona de los párpados envejece, puede presentar varios síntomas, por diversos factores: las patas de gallo, la coloración oscura denominada ojera, que se acentúa cuando estamos cansados o enfermos. También las bolsas.

Las bolsas de los ojos se forman por distintos motivos y algunas veces su solución es solo quirúrgica, pero en muchas ocasiones podemos mejorar mucho el aspecto de las bolsas mediante técnicas médicas sin tener que pasar por el quirófano.

Las bolsas pueden tener un origen genético, es decir, hereditario, y presentarse en gente muy joven. En otras ocasiones las bolsas pueden ser causadas por alguna enfermedad, como las enfermedades renales. La mayoría de las veces son un síntoma de envejecimiento de la cara. Ya he explicado en otras ocasiones como al envejecer se modifica considerablemente la grasa de la cara. La disminución de la grasa en la zona de la mejilla, y especialmente en la zona central de la cara por debajo de los ojos, produce la protrusión de las bolsas oculares, formadas por la grasa que da soporte al globo ocular. La laxitud de los tejidos y la disminución de la grasa en las zonas antes mencionadas produce la aparición de bolsas.

También el adelgazamiento de la piel del párpado da lugar a la aparición de ojeras y bolsas.

Antes de explicar los remedios médicos que puedo aplicar yo en mi consulta os doy unos consejos caseros, que contribuyen a mejorar el aspecto de bolsas y ojeras.

 

7 consejos para combatir bolsas y ojeras en casa

 

  1. Cenar ligero y con poca sal para que no se produzca retención de líquidos por la noche.
  2. Dormir con 2 almohadas ayuda también a no retener agua en la cara.
  3. Aplicarse agua fría por las mañanas para producir una vasoconstricción que enlentezca la salida de liquido de los vasos sanguíneos.
  4. Aplicar el cosmético adecuado a cada caso, para bolsas o para ojeras.
  5. Dejar de fumar. Al dejar el tabaco, las personas fumadoras con bolsas en los ojos experimentan una mejoría considerable, probablemente por la mejor oxigenación de los tejidos.
  6. Existen algunos suplementos dietéticos a base de mirtilos, que mejoran la microcirculación de la zona periocular y, por tanto, bolsas y ojeras.
  7. Para las ojeras pigmentadas pueden ser de utilidad también algunas cremas de contorno de ojos especificas para ese problema. Ya sabéis que yo siempre os recomiendo las de farmacia.

 

Para obtener una mejora más significativa y duradera en el tiempo, además de prevenir que el problema se agrave, en mi consulta y de una manera personalizada realizamos varios tratamientos para mejorar esta zona tan sensible, a base de botox y ácido hialurónico. Os los detallaré en otro artículo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *