¿Me Conviene un Peeling?

me-conviene-un-peeling

Tras el verano, muchas personas se preguntan si les conviene hacerse un peeling. Permítidme  que os hable hoy un poco de ellos.

En la antigüedad, culturas como la romana o la egipcia ya se provocaban “peladuras” en la cara. Para ello utilizaban los ácidos de algunos productos naturales como la leche agriada o diversas frutas. También lo hacían mediante procesos físicos, “rascando” literalmente la piel.

Exfoliar y disminuir el grosor de  las capas de la piel sigue siendo hoy un buen recurso, para eliminar o reducir la profundidad de las arrugas, revitalizar el aspecto de la piel y favorecer la renovación de sus estratos, eliminar ciertos tipos de manchas, disminuir el poro o borrar lesiones de acné.

Actualmente disponemos de soluciones de gran calidad, tanto puras como combinadas, que permiten controlar el proceso y gracias a la experiencia que tengo en su uso realizar un tratamiento personalizado. Personalmente he comprobado que en el resultado de un tratamiento con peeling intervienen 6 factores:

  • Diagnóstico de la piel e indicación correcta del tipo de peeling.
  • Preparación previa  de la zona a tratar.
  • Características químicas de la solución elegida: nivel de acidez o Ph, concentración y capacidad de penetración.
  • Experiencia del médico: conocimiento de las soluciones, capacidad de observación, forma de aplicación y tiempo que decide aplicarlo.
  • Estilo de vida del paciente,  que afecta en si dispone de tiempo para estar en casa o no, y si además va a poder estar resguardado del sol (tanto de forma voluntaria, como evitando la exposición involuntaria).
  • Cumplimiento por parte del paciente de todas las recomendaciones postpeeling.

La Dra.Villanueva dispone de tratamientos seguros con peelings superficiales y medios, muy indicados  para retornar a la piel el color, la textura y el tono perdidos con el paso del tiempo, además de eliminar manchas o lesiones que en ocasiones envejecen y afean.

Además del rostro podemos tratar otras zonas como manos, cuello y escote, brazos, calvas…

El tiempo de recuperación varía en función del tipo de peeling que se elige: algunos son progresivos y superficiales, y no impiden la actividad diaria, siguiendo unas normas, y otros requieren hasta cinco días para recuperar  el ritmo sociolaboral. No dudes en consultar a tu médico, pedirle un diagnóstico, confirmar su experiencia en el manejo de la solución que te propone y pedirle información precisa tanto del tratamiento y sus efectos, como de las indicaciones que deberá seguir a posteriori.

Una última recomendación, asegúrate de que tu médico estará disponible para poder atender tus consultas y dudas, tras la realización del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.