El tratamiento de las arrugas del entrecejo con bótox mejora el estado de ánimo

El-tratamiento-de-las-arrugas-del-entrecejo-con-botox-mejora-el-estado-de-animo

Tras 20 años de uso de la toxina botulínica en estética en Estados Unidos, la percepción del tratamiento con bótox ha cambiado. Según muchas pacientes, el tratamiento de la arrugas del entrecejo con bótox  mejora el estado de ánimo. Muchas explican cómo se sienten más relajadas y han aumentado su bienestar y felicidad. Incluso lo relacionan con la mejora de sus relaciones laborales y sociales.

Al no poder fruncir el entrecejo, perciben que proyectan un aspecto más positivo, y esto se refleja en su relación con los demás.

Ya en 1872 Charles Darwin sostenía que las emociones negativas, como la angustia, el miedo o la  tristeza, estaban frecuentemente asociadas a la hiperactividad de los músculos del entrecejo que producen el ceño fruncido.

Darwin los llamo entonces los músculos de la aflicción y formuló una nueva teoría  conocida como la hipótesis de Feedback facial. Esta teoría implica la interacción entre estos músculos y el estado de ánimo.

La toxina está siendo estudiada como un potencial tratamiento de la depresión leve.

En el año 2003 Hackman y colaboradores publicaron datos que sugerían que el tratamiento de la región del entrecejo con bótox producía un cambio en la expresión facial que tenía un impacto emocional en los pacientes. (1)

Recientemente Erik Fink en su artículo The face of emotion. How Botox afects our moods and relationship (2) (La cara de las emociones, cómo el botox puede afectar nuestro estado de ánimo) sugiere que los procedimientos para tratar las arrugas del tercio superior de la cara mejoran el estado de ánimo, así como las relaciones interpersonales.

Su estudio junto con la Dra. Erika Waserman  evalúa a 10 personas con depresión leve que han sido tratadas con toxina botulínica de las arrugas frontales,  2 meses después del tratamiento, los pacientes referían una sustancial disminución de sus sentimientos de depresión.

Aunque el grupo de estudio es pequeño, es un comienzo esperanzador y debe investigarse más sobre el efecto de la toxina botulínica en la depresión leve.

 

Mi experiencia con el bótox  y el estado emocional de mis pacientes

Personalmente, tras 15 años de experiencia en el tratamiento con Bótox, puedo decir que muchas pacientes tratadas me cuentan que notan una mejora del estado emocional y algunas explican concretamente que creen que al no poder fruncir el entrecejo se enfadan menos y la mayoría expresan su satisfacción y bienestar con el tratamiento.

Hasta hace poco pensábamos que esto era fruto de la mejora en el aspecto físico de la cara: si te ves bien, te sientes bien. Actualmente, estos y otros estudios nos inclinan a pensar en una relación entre la musculatura y el estado de ánimo. Si la felicidad puede hacernos sonreír, y sonreír contribuye a sentirse mejor, es evidente que la musculatura facial no solo expresa sentimientos sino que contribuye a regularlos.

Se requieren más estudios para probar este efecto sobre la depresión leve, pero está claro que borrar expresiones negativas contribuye a que nos sintamos mejor.

 

Bibliografía

(1)    Hackmann M. Teichmann . Pharmacologic denervation of frown muscles enhances baseline expression of hapiness and decreases baseline expression of anger, sadnes and fear. Journal Am Acad Dermatol 2003

(2)    Finzi E. Wasserman E. Treatment of depression with botulinumtoxin A.

Dermatologic surger. 2006

Un comentario de “El tratamiento de las arrugas del entrecejo con bótox mejora el estado de ánimo

  1. S.C.S. dice:

    Después de realizarme por primera vez el tratamiento con bótox, estoy totalmente de acuerdo con que te cambia el estado de ánimo, la sensación de bienestar, felicidad y relax es constante, y lo mejor de todo es que te sientes así de manera inconsciente, sin necesidad de mirarte al espejo para acordarte de que te has puesto bótox y tu expresión a cambiado. Quiero dar desde aquí las GRACIAS a la Doctora Villanueva por su trato inmejorable, profesionalidad, consejos,,,, porque una y mil veces volveré a ponerme en sus manos, porque el resultado ha sido natural al cien por cien y no puedo sentirme mejor, feliz, muy muy muy feliz. Sé sin duda que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. MUCHAS GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *